Armenian Volunteer Corps

Welcome to the Armenian Volunteer Corps (AVC) blog. Here our volunteers and alumni reflect on their experiences living and volunteering in Armenia. For more information about our programs, visit our website www.armenianvolunteer.org, follow us on Facebook https://www.facebook.com/Armenianvolunteer or drop us an email: info@avc.am .

Monday, July 30, 2012

El Voluntariado Como Camino


by Cristina Nerguizian
(Uruguay)



Ya en Uruguay, a una semana de mi regreso, me tomo un momento para poner los pies sobre la tierra y evaluar los sucesos que han revolucionado el transcurso de mis días. Ser voluntaria me hizo transitar un camino del que no puedo -ni quiero- regresar.

Mi trabajo durante tres meses en HomelandHandicrafts fue sumamente interesante y enriquecedor.
Puedo separar el análisis en varias líneas.

En primer lugar, el aporte desde mi profesión -Secretaria Ejecutiva- fue altamente gratificante y hoy estoy convencida de que durante el tiempo en que allí trabajé, amplié mis capacidades. Podrá decirse que el trabajo que una secretaria puede hacer en una oficina en Armenia no resulta desafiante.
Pero si nos enfocamos en la básica condición de los registros, archivos, sistemas de administración, grandes pueden ser los aportes. Si a eso le sumamos la gran confianza de un supervisor-compañero (Tim Straight, un “no armenio” más armenio que muchos “ian”)  que está siempre listo y abierto para escuchar los aportes e ideas que podamos tener, la recompensa se duplica, y se motiva la toma de decisiones.

La otra línea de análisis es mucho más amplia y enriquecedora. No hubiera tenido la oportunidad de vincularme con un proyecto de este tipo si no fuera por Armenian Volunteer Corps (AVC). Y esto deriva en conocer cómo es la vida de las mujeres responsables de los maravillosos productos que Homeland Handicrafts ofrece. No sólo ofrece; sino que asiste, asesora, y contribuye.
Mujeres que habitan lugares donde la palabra “esperanza” había pasado de moda. Y sin embargo, haciendo uso de un conocimiento que todas poseen, y tan antiguo casi como desde el tiempo de sus tatarabuelas, desarrollan un trabajo a su medida. Han encontrado una forma de trabajar sin descuidar la crianza y cuidado de sus hijos, y teniendo un ingreso para el futuro de los mismos. La satisfacción se ve en sus rostros, y las ganas de seguir adelante son infinitas.

Nunca olvidaré mi experiencia como voluntaria de AVC en Armenia, porque me ha permitido conocer realmente el país de mis bisabuelos, con sus virtudes y aspectos a mejorar.

Nadie que tenga la posibilidad que tuvimos y tenemos los voluntarios de AVC debería desaprovecharla. Estoy convencida de que hay ciertas decisiones que se toman con una cuota de riesgo, y esas mismas son -en general- las más gratificantes.

Esta experiencia me ha demostrado -con hechos- que una Armenia con un futuro dichoso y llena de oportunidades es posible;y que, somos nosotros en parte responsables de que eso suceda.

Labels: , , , , , , , ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home